Header Ads

Resultados WWE Live - Barcelona 4 de noviembre 2018

RESULTADOS WWE LIVE BARCELONA 4 DE NOVIEMBRE DE 2018
Crónica y resultados WWE Barcelona 4 de noviembre de 2018

Finn Bálor vence a Bobby Lashley c/Lio Rush en el opener. Ambos recibieron una gran ovación por parte del público, aunque Bálor se llevó la mejor parte. Lashley fue abucheado, pero una parte del público lo apoyó e incluso le aplaudió en su salida. Finalizando, Lashley intenta aplicar un Suplex pero Finn Bálor lo esquiva y se lleva la victoria por la cuenta de tres mediante un rollup.
Elias hace su aparición, dice algunas palabras en español y canta algunas canciones para el público, quien le sigue la corriente. Alexa Bliss y las chicas de Riott Squad interrumpen y piden unirse a Elias. Alexa, sarah Logan y Ruby Riott desafinan y Elias detiene la actuación. Alexa habla mal de la gente de Barcelona y alaba al Real Madrid. Sasha Banks, Bayley, Nia Jax y Dana Brooke interrumpen para empezar la siguiente lucha.
Sasha Banks, Bayley, Nia Jax y Dana Brooke vencieron a The Riott Squad y Alexa Bliss en un combate por equipos. Alexa Bliss no intervino físicamente en la lucha. La superestrella que recibió la mayor ovación fue Nia Jax cuando hizo su entrada al ring y barrió la casa. Finalizando, Nia Jax aplica el Samoan Drop sobre Sarah Logan para llevarse la victoria por a cuenta de tres.
The Revival (Scott Dawson y Dash Wilder) vence a The B-Team (Bo Dallas y Curtis Axel) en un combate por parejas. Scott Dawson tomó el micro antes de la lucha y recordó al público que no están en WWE para agradar a los fans sino para ser los mejores. Finalizando, Dawson y Wilder logran conectar su finisher combinado para llevarse la victoria por la cuenta de tres.
Braun Strowman venció a Dolph Ziggler y Drew McIntyre en un combate de desventaja. Strowman recibió una gran ovación, aunque Dolph Ziggler no se quedó corto. Fue la lucha más pausada del show. Finalizando, Strowman aplicó el Running Powerslam sobre Ziggler para llevarse la victoria por la cuenta de tres.
- The Authors of Pain y Jinder Mahal vencen a Heath Slater, Rhyno y Apollo Crews. Alicia Fox, Drake Maverick y Sunil acompañaron a los chicos malos. En los momentos finales, Rhyno aplica el Gore sobre Sunil y Drake en el ring, pero The Authors of Pain aprovechan la situación para aplicar el Last Chapter y llevarse la victoria por la cuenta de tres.
Ronda Rousey vence a Nikki Bella para retener el Campeonato de mujeres de Raw. Ronda Rousey, quien apareció con la camiseta del F.C. Barcelona, fue una de las superestrellas más aclamadas de la noche. Sin embargo, el calor del público se apagó durante el transcurso del combate, posiblemente porque faltó el apoyo de Brie Bella en la esquina de su hermana. Rousey logra la victoria por sumisión después de aplicar el armbar.
Antes de comenzar la última lucha, Dean Ambrose hace acto de presencia y ataca a Seth Rollins por la espalda. Los auxiliares de WWE se llevan a The Lunatic Fringe y Baron Corbin aparece para anunciar que la lucha final se debe dar, por lo que él es el retador al título.
WWE Barcelona
Seth Rollins vence a Baron Corbin para retener el Campeonato Intercontinental de WWE en el evento estelar. Cabe destacar que esta fue la mejor lucha del show con diferencia, con ambos luchadores ofreciendo un gran nivel y espectáculo. Después de varios intentos de victoria por parte de ambos, Corbin se cansa de la situación y golpea a Rollins con una silla provocando la descalificación. Corbin toma el micro y anuncia que el combate volverá a empezar, pero será sin descalificación. El General Manager de Raw hace salir a los chicos malos del show y todos atacan indiscriminadamente al campeón. Sin embargo, Matt Hardy llega al rescate comandando a los chicos buenos. Drew McIntyre y Dolph Ziggler intervienen pero el sabotaje termina con la intervención de Braun Strowman, quien limpia la casa y ahuyenta a todos los malos. Corbin intenta aprovechar la situación de caos para golpear a Seth Rollins con una silla pero éste lo esquiva, le aplica una patada y el Curb Stomp para llevarse la victoria por la cuenta de tres. Los chicos buenos celebran con Rollins tras el combate.
El show fue más entretenido que el año anterior en líneas generales. El hecho de que la gira comenzara en Madrid ha sido clave para que muchos de los seguidores no supieran qué iba a suceder y es por eso que WWE necesita con urgencia aplicar la idea de realizar Supershows donde ambos roster estén implicados o que al menos las storylines sean diferentes. Pero nos quedamos con una buena sensación, así que os invitamos a que el año que viene os animéis a asistir y vivir un buen espectáculo de WWE.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.